Sabes que tienes serios problemas cuando tienes listas así … 😩😩😩👅👅👅 #playlist #favorite #happy #sad #read #night #broken #love #yolo #lol #edsheeran #jonas #mileycyrus

Sabes que tienes serios problemas cuando tienes listas así … 😩😩😩👅👅👅 #playlist #favorite #happy #sad #read #night #broken #love #yolo #lol #edsheeran #jonas #mileycyrus



😩😩😩😭😭😿😿😿 #onedirection #direction #one #up #all #night #taken #zayn #louis #harry #liam #niall #favorite

😩😩😩😭😭😿😿😿 #onedirection #direction #one #up #all #night #taken #zayn #louis #harry #liam #niall #favorite







"I’m tired of picking up a magazine and reading that Selena’s good for Justin. He’s good for her too, you know. Don’t get me wrong, I love her and would love to have her on my show one day but she should not take all the credit. They’re good for each other."
Chelsea lately (Intro to her show)




omgzarry:

Harry Styles + beanies











"Tener a “Andres”; estornudar y sentir que se te salen los órganos."

Solo mujeres entienden… JAJAJAJAJA , ¿por que a nosotras? :(

(via gcydblog)





confesionesadolescentes:

Capítulo 24:
Kian POV.
Ya no era difícil distinguir lo que empezaba como un sueño y se tornaba en un recuerdo. Lo más horrible era la desesperación que sentía cuando me daba cuenta de lo que estaba pasando y no podía despertarme, tenía que revivir todo una y otra vez, sin poder cambiar las cosas.
Era un día lluvioso, y lo único que podía distinguir a través de la ventana empañada eran los autos que pasaban a toda velocidad tratando de llegar a donde sea que fuera antes de que la lluvia empezara a ser más fuerte.
Me estaba hartando del silencio que había. Me giré para ver lo que estaba haciendo Abril y fruncí el ceño cuando la vi mirando por la ventana, con sus auriculares puestos y con expresión triste. Ya estaba cansado de verla así, mi hermana solía ser una chica alegre, siempre estaba hablando y tenía algo que decirte, nunca dejaba que las cosas le afectaran pero hacía más de dos semanas que estaba distante, siempre con cara melancólica y hablando lo menos posible. La miré y le saqué un auricular, ella lanzó una mirada de irritación.
- ¿Qué pasa?
- ¿Estas bien? –le pregunté-
- Es la quinta vez que me preguntas eso en la semana. Ya te dije que estoy bien.
Emma quien estaba sentada en el medio de los dos jugando con sus muñecas, miró a Abril con expresión curiosa.
- ¿Te duele algo?
- No, estoy bien –le respondió tratando de sonreír-
- No parece que estés bien –insistí- y no soy estúpido se que tiene que ver con Mason –le dije tratando de no alterarme-
- Claro que lo sabes, si casi lo matas –me acusó-
- ¿Y esta mal? –le pregunté con los ojos como platos-
- Si, no tienes por que meterte en mis problemas, yo puedo arreglarlos sola.
- ¿Llorando?
- Kian –me advirtió mi papá mirándome por el espejo retrovisor- basta.
- ¡¿Ven?! –exclamó Abril sacándose el otro auricular- eso es lo que me molesta, que todos salten en mi defensa cuando no se los he pedido. ¡Dejen que yo resuelva mis problemas y déjenme en paz!
- Mason es el problema –espeté-
- ¿De que problemas hablan? –quiso saber Emma-
- Problemas de chicas –le contestó mi papá-
- ¡Yo soy una chica! –protestó alzando la voz-
- Chicas adolescentes –aclaró-
- Es sobre el amor ¿No Abril? Yo se sobre eso, mamá me lo explico.. y a mi también me gusta alguien.
Eso le hizo sonreír a Abril y le agradecí a Emma para mis adentros aunque la miré encarando una ceja.
- ¿Quién te gusta? Eres muy chica para eso.
- Mamá dijo que al amor no le importa la edad.
- Habrá dicho que para el amor no hay edad –le dijo Abril acariciándole el pelo- y tiene razón.
- ¿Cómo se llama el chico? –volví a preguntarle a Emma-
- ¡Kian déjala en paz! –se quejó Abril-
Emma me sacó la lengua.
- Ustedes dos son insoportables.
Abril rodeó los ojos y se volvió a poner los auriculares. Luego de unos minutos le di un leve codazo a Emma para que sea mi aliada como siempre, ella asintió con la cabeza efusivamente y comenzamos a hacerle cosquillas a Abril, ella se retorció riendo.
- ¡Odio cuando hacen eso!
- Yo odio cuando no estas feliz –contestó Emma frunciendo el ceño-
Abril se mordió el labio y le dio un abrazo.
- ¡Hey! ¿No hay un abrazo para mi? –le pregunté-
Abril estaba por abrazarme cuando mi padre gritó que nos sostengamos, mi reflejo fue poner el brazo delante de Emma para que no se caiga por el impulso. El auto giró y pronto mi campo de visión se volvió borroso, luego un golpe seco y el ruido de vidrios rompiéndose y cayendo encima de nosotros. Me costaba respirar y no podía parar de toser por el humo que no podía evitar inhalar, traté de enfocar mi vista en mis hermanas o mi padre pero todo era difuso, terminé perdiendo la conciencia mientras escuchaba que alguien me llamaba a gritos.
- ¡Kian! ¡Kian! –me decía Emma mientras me sacudía con su manito tratando de despertarme-
Sentí la nuca fría y la cabeza me dolía. Otra vez estaba teniendo pesadillas.
- ¿Emma? ¿Te he despertado? –le pregunté mientras la alzaba para subirla a mi cama-
Ella negó con la cabeza.
- Yo tampoco podía dormirme –dijo en voz baja-
Mi problema no era que no podía dormirme, era que no podía despertar sin sentir que estaba teniendo un accidente otra vez.
- ¿Quieres dormir conmigo? –le pregunté mientras la tapaba con las colchas-
Ella asintió con la cabeza y se acomodó en mi hombro. Luego de unos minutos sentí que su pecho subía y bajaba al ritmo de su profunda respiración. Yo no pude volver a dormirme.
————————-
Cuando llegué al instituto al otro día, miré hacia todos lados tratando de encontrar a Alisson, pero parecía que todavía no había llegado, en cambio me encontré a James leyendo un libro.
- Kian –me chocó la mano saludándome- te ves cansado.
- Estoy nervioso, aunque también un poco cansado.
- ¿Por qué estas nervioso? ¿Había prueba? –preguntó alarmado-
- No, ya te vas a enterar luego.
- ¿Tiene que ver con Kalisson? –preguntó subiendo las cejas con una sonrisa cómplice-
- ¿Qué demonios es Kalisson?
James me miró aburrido, como si yo ya tuviera que saberlo.
- Es la pareja que hacen tú y Alisson.
- ¿Y quién nos ha puesto ese nombre? ¿Tú? –le pregunte tratando de no reírme-
Él me miro ofendido.
- Hey, eso es una cosa chicas. Anne empezó a llamarlos así y me lo pegó.
- Tienes que dejar de decir esas cosas, suenas más gay que Sebastian.
- ¡Es culpa de Anne!
- ¿Qué es mi culpa? –preguntó Anne abrazando a James-
- Que tu novio este tan enamorado de ti –le dije- ¿Dónde esta Alisson?
Anne miró a James sonriendo y luego me miró a mi.
- Me parece que no es el único que esta enamorado.
Suspiré, que me dijera eso me ponía más nervioso.
- ¿Ha venido contigo?
- Si, se ha quedado hablando con Logan y Sebastian en la entrada.
En ese momento el timbre sonó. Me despedí rápidamente de ellos y me dirigí hacia la clase. Me senté en mi lugar y comencé a retorcer la correa de la mochila impaciente. ¿Dónde estaba? Traté de tranquilizarme, no quería que me viera tan nervioso.
Cuando entró por la puerta sentí un alivio y una punzada en el estomago. Tenía su largo pelo castaño detrás de las orejas, sus ojos color chocolate se suavizaron al verme y esbozó una sonrisa que me producía un vuelco en el corazón. Le devolví la sonrisa tratando de no demostrar cuanto me hipnotizaba y me afectaba su presencia.
- ¿Cómo estas? –me preguntó cuando se sentó al lado mío, me miró fijamente y frunció el ceño- ¿Has dormido bien?
Le di un beso en los labios, sin poder evitar la tentación.
- Estoy un poco cansado, pero estoy bien. ¿Por qué has tardado tanto?
Alisson miró el reloj y luego me miró a mi.
- He llegado cinco minutos después de que haya tocado el timbre –se rió- creo que eres tú el que ha llegado más temprano.
El profesor entró a la clase y tomó lista antes de comenzar. Luego de treinta minutos, Alisson me dio un codazo y se sonrojo, lo que me hizo sonreír.
- ¿Qué te pasa? –me preguntó-
- Nada ¿Por qué?
- No dejas de mirarme, me pones nerviosa.
- Perdón Aspen, es que me estas volviendo loco –murmuré-
Ella abrió mucho los ojos sorprendida.
- Pero si no estoy haciendo nada…
- Con solo verte me basta. Las flores y los chocolates son muy cliché y creo que nosotros somos totalmente opuestos a esas cosas ¿no?
Alisson me miró sin comprender.
- ¿De que diablos estas hablando?
- Aspen y Denovan ¡cállense! –exclamó el director-
Miré el reloj, faltaban cinco minutos para que terminara la clase.
- ¿Te acuerdas la primera vez que decidimos hacer los retos? –le pregunté susurrando-
Ella asintió con la cabeza.
- Estábamos en esta clase.
- Y tú me habías dicho que tal vez me termine enamorando de ti, y yo te dije que antes preferiría besar al Señor Hewinch antes de besarte a ti, bueno eso ya no tiene mucho sentido ahora.
Alisson lanzó una carcajada.
- Lo recuerdo.
El timbre que indicaba que había finalizado la clase sonó y me levanté de golpe. Todos se quedaron mirándome extrañados, yo me dirigí hacia el profesor.
- ¿Le pasa algo señor Denovan? –me preguntó frunciendo el ceño-
- Profesor ¿recuerda la clase que preguntó que cosas haríamos por amor?
Alisson se posicionó rápidamente al lado mío, mirándome preocupada.
- Kian ¿Qué estas haciendo?
Todos ya habían formado una ronda para ver que estaba pasando.
- Quiero demostrarte algo –le dije-
- ¿Y qué tengo que ver yo en todo esto? –preguntó el profesor con los brazos cruzados-
- ¡¿Te has vuelto loco, no?! –exclamó Alisson- van a expulsarte.
La verdad que no había pensando mucho en eso, se me había ocurrido a las cinco de la mañana cuando no podía dormirme y me había parecido una buena idea, ahora que tenía al profesor mirándome impasible delante mío y todos los de la clase expectantes no me parecía tan buena idea.
Me armé de valor y me incliné rápidamente ante él, mis labios chocaron contra unos labios y fruncí el ceño. ¿El profesor Hewinch tenía los labios tan suaves? ¿Y por qué me esta devolviendo el beso? Pensé horrorizado.
Abrí los ojos y me di cuenta que era Alisson la que se había puesto entre medio de mi y del profesor Hewinch como si fuéramos un sándwich.
Cuando me separé ví el rostro de sorpresa de todos y el rostro de asombro de nuestro profesor. Sin embargo, Alisson no le estaba prestando atención a nadie que no fuera a mí.
Me miró con una sonrisa.
- Estas loco –murmuró mirándome fijamente- pero me haces feliz, y por eso te amo.
El profesor Hewinch se zafó de nosotros haciéndose un lado y pidiéndoles a todos que se apartaran.
- ¡Bueno ya ha sido suficiente! Me parece perfecto que esten enamorados y todo lo que quieran pero no quiero que me metan en sus locuras…
El profesor siguió hablando pero no le preste atención, todo lo que me importaba en ese momento era que Alisson me amaba.
——
Espero que les haya gustado el capítulo <333 
Muchas gracias por rebloggear o likear, me ayuda muchísimo! 
http://ask.fm/Confesionesadolescentes
https://www.facebook.com/pages/Confesiones-adolescentes/222903127836963 

confesionesadolescentes:

Capítulo 24:

Kian POV.

Ya no era difícil distinguir lo que empezaba como un sueño y se tornaba en un recuerdo. Lo más horrible era la desesperación que sentía cuando me daba cuenta de lo que estaba pasando y no podía despertarme, tenía que revivir todo una y otra vez, sin poder cambiar las cosas.

Era un día lluvioso, y lo único que podía distinguir a través de la ventana empañada eran los autos que pasaban a toda velocidad tratando de llegar a donde sea que fuera antes de que la lluvia empezara a ser más fuerte.

Me estaba hartando del silencio que había. Me giré para ver lo que estaba haciendo Abril y fruncí el ceño cuando la vi mirando por la ventana, con sus auriculares puestos y con expresión triste. Ya estaba cansado de verla así, mi hermana solía ser una chica alegre, siempre estaba hablando y tenía algo que decirte, nunca dejaba que las cosas le afectaran pero hacía más de dos semanas que estaba distante, siempre con cara melancólica y hablando lo menos posible. La miré y le saqué un auricular, ella lanzó una mirada de irritación.

- ¿Qué pasa?

- ¿Estas bien? –le pregunté-

- Es la quinta vez que me preguntas eso en la semana. Ya te dije que estoy bien.

Emma quien estaba sentada en el medio de los dos jugando con sus muñecas, miró a Abril con expresión curiosa.

- ¿Te duele algo?

- No, estoy bien –le respondió tratando de sonreír-

- No parece que estés bien –insistí- y no soy estúpido se que tiene que ver con Mason –le dije tratando de no alterarme-

- Claro que lo sabes, si casi lo matas –me acusó-

- ¿Y esta mal? –le pregunté con los ojos como platos-

- Si, no tienes por que meterte en mis problemas, yo puedo arreglarlos sola.

- ¿Llorando?

- Kian –me advirtió mi papá mirándome por el espejo retrovisor- basta.

- ¡¿Ven?! –exclamó Abril sacándose el otro auricular- eso es lo que me molesta, que todos salten en mi defensa cuando no se los he pedido. ¡Dejen que yo resuelva mis problemas y déjenme en paz!

- Mason es el problema –espeté-

- ¿De que problemas hablan? –quiso saber Emma-

- Problemas de chicas –le contestó mi papá-

- ¡Yo soy una chica! –protestó alzando la voz-

- Chicas adolescentes –aclaró-

- Es sobre el amor ¿No Abril? Yo se sobre eso, mamá me lo explico.. y a mi también me gusta alguien.

Eso le hizo sonreír a Abril y le agradecí a Emma para mis adentros aunque la miré encarando una ceja.

- ¿Quién te gusta? Eres muy chica para eso.

- Mamá dijo que al amor no le importa la edad.

- Habrá dicho que para el amor no hay edad –le dijo Abril acariciándole el pelo- y tiene razón.

- ¿Cómo se llama el chico? –volví a preguntarle a Emma-

- ¡Kian déjala en paz! –se quejó Abril-

Emma me sacó la lengua.

- Ustedes dos son insoportables.

Abril rodeó los ojos y se volvió a poner los auriculares. Luego de unos minutos le di un leve codazo a Emma para que sea mi aliada como siempre, ella asintió con la cabeza efusivamente y comenzamos a hacerle cosquillas a Abril, ella se retorció riendo.

- ¡Odio cuando hacen eso!

- Yo odio cuando no estas feliz –contestó Emma frunciendo el ceño-

Abril se mordió el labio y le dio un abrazo.

- ¡Hey! ¿No hay un abrazo para mi? –le pregunté-

Abril estaba por abrazarme cuando mi padre gritó que nos sostengamos, mi reflejo fue poner el brazo delante de Emma para que no se caiga por el impulso. El auto giró y pronto mi campo de visión se volvió borroso, luego un golpe seco y el ruido de vidrios rompiéndose y cayendo encima de nosotros. Me costaba respirar y no podía parar de toser por el humo que no podía evitar inhalar, traté de enfocar mi vista en mis hermanas o mi padre pero todo era difuso, terminé perdiendo la conciencia mientras escuchaba que alguien me llamaba a gritos.

- ¡Kian! ¡Kian! –me decía Emma mientras me sacudía con su manito tratando de despertarme-

Sentí la nuca fría y la cabeza me dolía. Otra vez estaba teniendo pesadillas.

- ¿Emma? ¿Te he despertado? –le pregunté mientras la alzaba para subirla a mi cama-

Ella negó con la cabeza.

- Yo tampoco podía dormirme –dijo en voz baja-

Mi problema no era que no podía dormirme, era que no podía despertar sin sentir que estaba teniendo un accidente otra vez.

- ¿Quieres dormir conmigo? –le pregunté mientras la tapaba con las colchas-

Ella asintió con la cabeza y se acomodó en mi hombro. Luego de unos minutos sentí que su pecho subía y bajaba al ritmo de su profunda respiración. Yo no pude volver a dormirme.

————————-

Cuando llegué al instituto al otro día, miré hacia todos lados tratando de encontrar a Alisson, pero parecía que todavía no había llegado, en cambio me encontré a James leyendo un libro.

- Kian –me chocó la mano saludándome- te ves cansado.

- Estoy nervioso, aunque también un poco cansado.

- ¿Por qué estas nervioso? ¿Había prueba? –preguntó alarmado-

- No, ya te vas a enterar luego.

- ¿Tiene que ver con Kalisson? –preguntó subiendo las cejas con una sonrisa cómplice-

- ¿Qué demonios es Kalisson?

James me miró aburrido, como si yo ya tuviera que saberlo.

- Es la pareja que hacen tú y Alisson.

- ¿Y quién nos ha puesto ese nombre? ¿Tú? –le pregunte tratando de no reírme-

Él me miro ofendido.

- Hey, eso es una cosa chicas. Anne empezó a llamarlos así y me lo pegó.

- Tienes que dejar de decir esas cosas, suenas más gay que Sebastian.

- ¡Es culpa de Anne!

- ¿Qué es mi culpa? –preguntó Anne abrazando a James-

- Que tu novio este tan enamorado de ti –le dije- ¿Dónde esta Alisson?

Anne miró a James sonriendo y luego me miró a mi.

- Me parece que no es el único que esta enamorado.

Suspiré, que me dijera eso me ponía más nervioso.

- ¿Ha venido contigo?

- Si, se ha quedado hablando con Logan y Sebastian en la entrada.

En ese momento el timbre sonó. Me despedí rápidamente de ellos y me dirigí hacia la clase. Me senté en mi lugar y comencé a retorcer la correa de la mochila impaciente. ¿Dónde estaba? Traté de tranquilizarme, no quería que me viera tan nervioso.

Cuando entró por la puerta sentí un alivio y una punzada en el estomago. Tenía su largo pelo castaño detrás de las orejas, sus ojos color chocolate se suavizaron al verme y esbozó una sonrisa que me producía un vuelco en el corazón. Le devolví la sonrisa tratando de no demostrar cuanto me hipnotizaba y me afectaba su presencia.

- ¿Cómo estas? –me preguntó cuando se sentó al lado mío, me miró fijamente y frunció el ceño- ¿Has dormido bien?

Le di un beso en los labios, sin poder evitar la tentación.

- Estoy un poco cansado, pero estoy bien. ¿Por qué has tardado tanto?

Alisson miró el reloj y luego me miró a mi.

- He llegado cinco minutos después de que haya tocado el timbre –se rió- creo que eres tú el que ha llegado más temprano.

El profesor entró a la clase y tomó lista antes de comenzar. Luego de treinta minutos, Alisson me dio un codazo y se sonrojo, lo que me hizo sonreír.

- ¿Qué te pasa? –me preguntó-

- Nada ¿Por qué?

- No dejas de mirarme, me pones nerviosa.

- Perdón Aspen, es que me estas volviendo loco –murmuré-

Ella abrió mucho los ojos sorprendida.

- Pero si no estoy haciendo nada…

- Con solo verte me basta. Las flores y los chocolates son muy cliché y creo que nosotros somos totalmente opuestos a esas cosas ¿no?

Alisson me miró sin comprender.

- ¿De que diablos estas hablando?

- Aspen y Denovan ¡cállense! –exclamó el director-

Miré el reloj, faltaban cinco minutos para que terminara la clase.

- ¿Te acuerdas la primera vez que decidimos hacer los retos? –le pregunté susurrando-

Ella asintió con la cabeza.

- Estábamos en esta clase.

- Y tú me habías dicho que tal vez me termine enamorando de ti, y yo te dije que antes preferiría besar al Señor Hewinch antes de besarte a ti, bueno eso ya no tiene mucho sentido ahora.

Alisson lanzó una carcajada.

- Lo recuerdo.

El timbre que indicaba que había finalizado la clase sonó y me levanté de golpe. Todos se quedaron mirándome extrañados, yo me dirigí hacia el profesor.

- ¿Le pasa algo señor Denovan? –me preguntó frunciendo el ceño-

- Profesor ¿recuerda la clase que preguntó que cosas haríamos por amor?

Alisson se posicionó rápidamente al lado mío, mirándome preocupada.

- Kian ¿Qué estas haciendo?

Todos ya habían formado una ronda para ver que estaba pasando.

- Quiero demostrarte algo –le dije-

- ¿Y qué tengo que ver yo en todo esto? –preguntó el profesor con los brazos cruzados-

- ¡¿Te has vuelto loco, no?! –exclamó Alisson- van a expulsarte.

La verdad que no había pensando mucho en eso, se me había ocurrido a las cinco de la mañana cuando no podía dormirme y me había parecido una buena idea, ahora que tenía al profesor mirándome impasible delante mío y todos los de la clase expectantes no me parecía tan buena idea.

Me armé de valor y me incliné rápidamente ante él, mis labios chocaron contra unos labios y fruncí el ceño. ¿El profesor Hewinch tenía los labios tan suaves? ¿Y por qué me esta devolviendo el beso? Pensé horrorizado.

Abrí los ojos y me di cuenta que era Alisson la que se había puesto entre medio de mi y del profesor Hewinch como si fuéramos un sándwich.

Cuando me separé ví el rostro de sorpresa de todos y el rostro de asombro de nuestro profesor. Sin embargo, Alisson no le estaba prestando atención a nadie que no fuera a mí.

Me miró con una sonrisa.

- Estas loco –murmuró mirándome fijamente- pero me haces feliz, y por eso te amo.

El profesor Hewinch se zafó de nosotros haciéndose un lado y pidiéndoles a todos que se apartaran.

- ¡Bueno ya ha sido suficiente! Me parece perfecto que esten enamorados y todo lo que quieran pero no quiero que me metan en sus locuras…

El profesor siguió hablando pero no le preste atención, todo lo que me importaba en ese momento era que Alisson me amaba.

——

Espero que les haya gustado el capítulo <333 

Muchas gracias por rebloggear o likear, me ayuda muchísimo! 

http://ask.fm/Confesionesadolescentes

https://www.facebook.com/pages/Confesiones-adolescentes/222903127836963 



therainbowpastels:

7, 6, 5, 4, 3, 2, 1….. MCBUSTED TOUR IS START!